El plato semanal más solicitado:

13 septiembre 2011

Lentejas con chorizo


En casa se guisaban lentejas los jueves. El olor de su cochura se reconocía desde la calle. Era un hábito convertido semanalmente en rutina. Como el pescaíto frito que acompañaba después. Yo me apuntaba más a lo segundo que a lo primero. Pero era difícil escaquearse. Así que me hacían pasar las lentejas en puré. Acabé dispersando cuscurrones y chorizo por el plato, y así las pasaba. En mi caso no se cumplía el dicho: "O las tomas, o las dejas". Pero como sucede con los clásicos, llega un momento en que descubres sus matices, aromas y esencias. Y las lentejas pasaron de ser un plato repudiado a situarse en la parrilla de los menús semanales en la nueva casa. Reconozco en los mohines de mi hija Carlota parte de aquellos recuerdos, pero ella aún tiene fortaleza y un pacto que ambos sellamos, y cuenta las cucharadas para no tragar ni una más. De la receta familiar he prescindido de la morcilla y la panceta; me quedo con el chorizo y un sinfín de verduras. Hoy día se siguen tomando en algunas casas las clásicas lentejas con arroz y las menos frecuentes con calamares. También el modo de cocinarlas varía según costumbres. Y opciones, porque hoy es común encontrar en las tiendas los tipos de lentejas en su variedad clásica y rápida, lo que redundará en su cocción. Las más comunes son la lenteja pardina, que da nombre a su apariencia y de tamaño normal, y la archiconocida de La Armuña, cultivada en las tierras salmantinas, de mayor diámetro. En guiso, estofado, ensalada, puré, mousse (exquisita con crema de boletus), y crudas hay hasta quien una docena engulle la noche de fin de año para invocar a los espíritus de la buena suerte, la lenteja sigue siendo el guiso clásico tan querido como odiado.

Ingredientes: Lentejas (suelo poner unos cuatrocientos gramos para cuatro personas), aceite virgen extra, pimiento verde y rojo, cebolla, ajo, tomate, patatas, zanahorias, berenjena, laurel, pimienta negra, azafrán en hebra, cominos, pimentón dulce, una pastilla de caldo, y cómo no, cuatro buenos trozos de chorizo.

Elaboración: Lavar las lentejas y una vez escurridas ponerlas en la olla con un litro de agua aproximadamente. Dos hojas de laurel para empezar el rito de ingredientes en crudo: dos patatas vienen bien, tres o cuatro zanahorias, un trozo grande de berenjena, un tomate y media cebolla, una cabeza de ajos y algunos granos de pimienta negra. Cuando el agua empieza a hervir añadimos unas hebras de azafrán, la pastilla de caldo, cominos (una o dos cucharadas de moka), igual de pimentón y los chorizos, en trozos o en rodajas previamente desgrasados. También podéis añadir una pizca de colorante alimentario. Y ya es cuestión de ir rectificando de sal y agua mientras se desarrolla la cochura.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCpenney Printable Coupons