El plato semanal más solicitado:

22 noviembre 2011

Ensalada de escarola y granada


El frío anuncia la temporada de las escarolas, aunque durante el resto del año podemos encontrarlas cortadas y envasadas en los supermercados, pero con diferente sabor, textura y propiedades. De ahí que a partir de mediados de otoño (según el clima) y durante el invierno las verdulerías ofrezcan esta peculiar planta de aspecto rizado y agradable sabor amargo. La escarola siempre ha formado parte del menú en casa, ya fuera para acompañar algunos platos o para tomarla como postre. Era costumbre comer el pescado frito, sobre todo los boquerones, con escarola, y es que la preparación de ésta, macerada con una majada de ajos fritos, vinagre y sal, se convertía en una incuestionable guarnición. Solíamos picarla muy fina y dejábamos en agua por espacio de una hora a fin de que se ablandara; luego se aliñaba y se movía largamente para mezclar los jugos. Todo un ritual. Con el tiempo la forma de tomar la escarola ha variado sustancialmente (incluso podemos encontrarla mezclada con otros tipos), siendo esta que subo al blog una sugerente ensalada que incorpora el matiz azucarado de la granada como un sabor que jamás pensé que podría combinar con la clásica escarola, hasta que la probamos en casa de Victoria y Álvaro, unos buenos amigos y vecinos con los que aquel día compartimos barbacoa.

Ingredientes: Escarola de temporada, aceite, ajos, granada, vinagre de Jerez y sal.

Elaboración: Al tratarse de una escarola de temporada limpiaremos bien, cortaremos en trozos medianos y dejaremos en un cuenco con agua. Si optáis por las que vienen envasadas no es necesario este paso. Al cabo de un rato escurriremos usando una centrifugadora de vegetales con el fin de eliminar todo resto de agua y colocamos en una fuente. En una sartén freiremos unos ajos laminados procurando que no se quemen, así evitaremos que amarguen, y volcamos todo el contenido sobre la ensalada. Una pizca de vinagre de Jerez, sal gruesa al gusto y rociaremos las pepitas de granada sobre la fuente. Mezclar y servir. Así de simple y de bueno.

Sugerencias: Tras la publicación de esta receta, mi hermana Amalia, experta cocinera,  me sugirió que unos dados de bacon crujientes le iban de maravilla, así que lo probaremos en la próxima ocasión. Asimismo, en un reportaje de televisión vi cómo esta ensalada se puede enriquecer con unos langostinos cocidos, lo que sin duda resulta una tentación.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCpenney Printable Coupons