El plato semanal más solicitado:

25 enero 2012

Carne en salsa, un aroma casero


Tiene el magro de cerdo la generosidad gastronómica de adaptarse a cualquier receta, en salsa o en tomate, estofado o asado que todo el mundo se apunta tenedor y hogaza de pan en mano. Rara es la pituitaria que se resiste a su aroma recién hecho, una mezcolanza de cebolla, ajos, laurel, vino y pimienta que aderezan este guiso costumbrista elaborado a la vieja usanza. Acompañado de unas patatas revueltas con ajo quitan el sentío. De esta manera lo hice la última vez y así os lo cuento.

Ingredientes: Magro de cerdo, cebolla, ajos, vino blanco (u oloroso), laurel, sal, azafrán en hebra, pimienta en grano y media pastilla de caldo de carne diluida en  agua (opcional).

Elaboración: En una cazuela mareamos la carne, previamente salpimentada, con un chorrito de aceite. Una vez marcada, reservamos en un cuenco. Desglasamos con vino blanco (podéis usar también el zumo de medio limón) los restos adheridos al fondo y rehogamos con un poquito más de aceite abundante cebolla, minutos después añadimos los ajos laminados (también os recomiendo no cortarlos e incorporarlos enteros con un golpe previo para que suelten su sustancia), añadimos la carne, mezclamos bien y vertemos una copa o un buen chorreón de vino blanco u oloroso (este último le dará un profundo sabor casero), el laurel (no uséis más de una hoja), la pimienta en grano y unas hebras de azafrán. Una vez evaporado el alcohol, incorporad caldo de carne o agua con media pastilla concentrada diluida sin que llegue a cubrir. Estad al tanto mientras se reduce el líquido y rectificar el punto de especias y sal. En este punto, servíos una copa de oloroso por el trabajo casero bien hecho.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | JCpenney Printable Coupons